Home Nacionales Policía mexicana abusa de solicitantes de asilo en la frontera norte

Policía mexicana abusa de solicitantes de asilo en la frontera norte

143
0
Policía mexicana abusa de solicitantes de asilo en la frontera norte

Los solicitantes de asilo enviados a México por la administración del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, han sufrido violencia y extorsión por parte de la policía mexicana, agentes de inmigración y grupos criminales, dijo hoy Human Rights Watch.

Desde enero de 2019, Estados Unidos ha cerrado efectivamente su frontera sur a los solicitantes de asilo, dejando a muchos enfrentados a abusos en México. La administración Trump, bajo su programa Permanecer en México, envió a más de 71,000 solicitantes de asilo a México para esperar audiencias de asilo. Además, desde marzo de 2020, Estados Unidos ha expulsado a más de 400.000 migrantes, muchos a México, incluidos solicitantes de asilo a quienes se les negó la oportunidad de hacer sus reclamos, bajo restricciones de viaje supuestamente para prevenir la propagación del Covid-19.

Los entrevistados dijeron que tenían miedo de denunciar delitos y abusos a las autoridades mexicanas y, con frecuencia, no podían obtener los documentos que necesitaban para trabajar, recibir atención médica o enviar a sus hijos a la escuela. Casi la mitad de los solicitantes de asilo bajo el programa Permanecer en México perdieron sus casos después de faltar a las citas judiciales. Human Rights Watch ha hablado con familias que no asistieron a las citas judiciales porque fueron secuestradas en México. Otros fueron trasladados en autobús hacia el sur por el gobierno mexicano, dejándolos a miles de millas de sus lugares de audiencia.

“Decenas de miles de familias migrantes, incluidos venezolanos que buscan protección contra la tortura, persecución y encarcelamiento arbitrario, han sido abandonadas por los gobiernos de Estados Unidos y México para sufrir extorsión y violencia en México”, dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Con el presidente Biden tomando medidas positivas para revertir algunas de las políticas de inmigración más abusivas de la administración Trump, el presidente López Obrador se está quedando sin excusas para mirar hacia otro lado mientras los funcionarios mexicanos continúan participando en los abusos contra los migrantes”.