Home Internacionales Rusia enviará 32 millones de vacunas a México

Rusia enviará 32 millones de vacunas a México

112
0
Rusia enviará 32 millones de vacunas a México

Rusia proporcionará a México 32 millones de vacunas contra Covid-19 durante noviembre de 2020, firmado en un convenio con el gobierno mexicano.

Rusia y México firmaron un acuerdo para garantizar el suministro de la vacuna Sputnik V. Acerca de lo cual, el Fondo Ruso de Inversión Directa indicó que queda a reserva de la aprobación por parte de las autoridades gubernamentales mexicanas.

El gobierno de México, a través del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard informó la semana pasada que Rusia enviaría dos mil dosis de vacunas Sputnik V para aplicarlas en fase III de prueba.

Mediante nota de prensa difundida por la propia Secretaría de Relaciones Exteriores, se dio a conocer la disposición de las autoridades rusas de compartir los resultados de las fases experimentales uno y dos que. También indicaron que si se autoriza la fase tres, México podría colaborar con la aplicación de la vacuna, la prueba en esta fase requiere de 500 a 1,000 voluntarios. 

Además se explicó que se trata de una vacuna de dos dosis. Tras aplicar la primera, se dejan pasar 21 días: después puede aplicarse la segunda dosis de manera intramuscular.

Polémica vacuna rusa

Hace un mes, el 11 de agosto, el gobierno ruso registró oficialmente la primera vacuna contra coronavirus. Anunció además que se administraría a grupos de riesgo, es decir, a personas de la tercera edad o con comorbilidad como diabetes, hipertensión u obesidad.

Hubo polémica entre la comunidad internacional, pues se asumía que la vacuna se estaba aplicando sin haber pasado las pruebas necesarias. También levantó sospechas el bajo perfil que mantuvo el gobierno de Vladimir Putin con ella.

A pesar de la polémica, la vacuna rusa indujo una respuesta de anticuerpos en todos los participantes de los primeros ensayos y no se encontraron efectos adversos graves, de acuerdo con los primeros resultados publicados en la revista The Lancet el 4 de septiembre.